3 claves de un retrato corporativo de empresa

Un retrato corporativo es algo más que un simple retrato pues tiene que estar en consonancia con los valores de la empresa. Así pues no es algo independiente sino que hay que contemplar con una perspectiva más amplia y a lo largo del tiempo.

1-Definir la identidad corporativa de la empresa

Ir a la raíz. Como si estuviésemos hablando en alto, si existe una sede principal de empresa confirmar qué valores conforman su identidad corporativa, su fin, su misión.

Bien, esto es un gran paso. Con esta visión simplemente hay que traducir esto para poder aplicarlo de forma visual a las imágenes.

Los directivos, el departamento de marketing seguro que sabrá darle forma. En cualquier caso el fotógrafo también tiene experiencia y podrá aportar su granito de arena y visión personal a la hora de concretizar en imágenes.

De gran ayuda será el poder ver imágenes ya publicadas en la web de empresa, eso si es un buen momento para valorar si se quiere seguir la misma línea pero con un estilo más contemporáneo. O si por el contrario se quiere evitar el más mínimo cambio.

Habitualmente se suelen introducir pequeños cambios para estar en consonancia con el mundo actual, aunque hay empresas que por su actividad más tradicional pueden preferir mantener el mismo perfil de imagen a lo largo de los años.

Fotógrafo de imágen corporativa

Imágen corporativa

En base a la identidad corporativa se establece un estilo, una línea a seguir para todas las personas que participan en la sesión fotográfica.

Por ejemplo se podría sugerir a grandes líneas que los hombres fuesen de traje oscuro y las mujeres con vestido, pero de colores no llamativos, o por el contrario si es una empresa menos tradicional alentar a sus trabajadores a ir con un polo o vestidos menos formales y coloridos para las mujeres.

Concretar detalles

Todos estos detalles se concretan unos días antes de la sesión. El fotógrafo corporativo envía unas pautas generales a tener en cuenta en función del fondo elegido y del estilo a seguir en la sesión fotográfica.

2- Definir el fondo corporativo

¿Se va a realizar la sesión fotográfica sobre neutro? ¿Debería ser un tono claro, blanco?

La ventaja es que todas las fotografías van a estar en la misma línea, incluso se podría un ser un fondo similar al de la matriz para que todas las fotografías de empresa tengan el mismo fondo y no se pueda distinguir en qué localización están tomadas.

Esto hace que las imágenes sean homogéneas. Eso si, también puede ser muy interesante en personalizar el fondo de empresa y realizar las fotografías corporativas aprovechando las instalaciones de la empresa.

En este caso conviene hacer una propuesta de posibles espacios en los que se podría llevar a cabo la sesión fotográfica. ¿Podrían realizarse las fotografías de retrato corporativo en la sala de reuniones? ¿Sería mejor elegir el despacho de un directivo para la sesión de fotos?

¿Merece la pena realizar la sesión fotográfica en más de una localización?

Las respuestas seguro que pueden concretar en una reunión de empresa.

Si hay dudas el fotógrafo de empresa puede dar su visión que puede ayudar a tomar la decisión final.

3- Informar a todas las personas con la debida antelación

Si, parece algo obvio, pero en ocasiones se olvida.

Es importante avisar con tiempo a todas las personas que van a ser retratadas unos días antes.

Además de sentirse mejor y agradecer que piensan en ellos/as, tendrán el suficiente tiempo para poder prepararse para la sesión fotográfica.

Además es una forma de que los trabajadores se sientan valorado y al mismo tiempo resaltar la importancia para la empresa, para todos de las fotografías, de la sesión fotográfica.

En unos minutos se va a definir de una forma u otra la imagen de empresa, esto es algo relevante que no hay que pasar por alto.

Se puede motivar a las personas que se van a retratar para elegir el traje o vestido que piensan que puede quedarles mejor para esta ocasión o incluso hacer alguna pequeña compra de algún complemento al mismo tiempo que podrán probárselo y ver si realmente están satisfechos o deberían buscar una alternativa.

Así tendrán tiempo de poder ver alguna foto en la línea a las que se van a tomar, ensayar poses y como no su mejor sonrisa!

Incluso se les puede hacer cómplices de todo el proceso para que se sientan integrados y puedan mostrar su opinión o ideas sobre la sesión fotográfica.

Quizás a alguien se le ocurra una localización muy interesante que se había pasado por alto.

Deja un comentario