Fotografía de congresos

fotografía de congresos y jornadas

fotografía de congresos

Fotografía de congresos

La fotografía de congresos es un tipo de fa fotografía de eventos, que por cierto es muy amplia, en función del tipo de evento de que se trate se enfocará de una u otra forma.

Lo primero que tengo en cuenta en la fotografía, en realidad en cualquier tipo de fotografía es saber de qué trata, simplemente por sentido común y quizás por potenciar la empatía, ponerme en el lado de la persona que organiza el evento, en el lado del ponente, del público.

Un congreso o simposiou es un tipo de reunión orientada al intercambio de conocimientos. Habitualmente una serie de personas toman un papel activo y presentan o participan dejando de ser simple asistentes a ser ponentes.

El tema de un congreso puede ser muy variado, como los congresos médicos, de tecnología, público o institucional, comerciales, universitarios etc.

Para hacer más atractivo los congresos suele haber una serie de incentivos. Hace tiempo los laboratorios ofrecían a sus invitados viajar a lugares atractivos y paralelamente a las actividades del congreso podían disfrutar sin coste de bonitas rutas 4×4, visitas culturales, etc.

Actualmente se vieron obligados a recortar un poco estos servicios complementarios y centrase un poco más en el congreso.

En fin en cualquier caso en todo congreso nunca falta un apoyo gastronómico, como un café ofrecido por un catering en las pausas, una comida cena etc.

En algunos casos se mantiene la tradición de ofrecer propuestas turísticas, culturales o simplemente ir de compras.

Bien, no me quería extender mucho en esto, pues de lo que todos esperamos conocer un poco más es del reportaje fotográfico.

Allí vamos. Como había visto no solo se trata de una persona que expone, comenta un tema que previamente se ha preparado, un congreso es mucho más. Es bastante complejo de organizar y habitualmente se delega en personas o empresas especializados.

A nivel fotográfico es importante cubrir sobresalientemente todas las áreas.

1- Fotografía de ponentes y asistentes

Empecemos por el principio en la fotografía de congresos: los ponentes y los asistentes.

Habitualmente las ponencias tienen lugar en espacios cerrados y con poca iluminación. Bueno al menos para la cámara de fotos suele escasear la luz.

En este caso es de gran ayuda contar con un equipo fotográfico que funcione bien con un ISO elevado para poder captar la luz existente mejor.

De nada sirve llevar una cámara con muchos Megapíxeles.

La idea es captar la luz ambiente tal y como es. Los organizadores, la propia sala en si tiene un estilo que no hay que cambiar, simplemente hay que recoger en imágenes de la mejor forma posible. Aunque se use el flash de relleno debe ser un simple apoyo, hay que tratar de evitar por todos los medios que se note su uso.

Esto sería una pincelada básica a nivel técnico y sin profundizar en aspectos técnicos que posiblemente solo nos interesan a los fotógrafos.

El aspecto más relevante de un buen fotógrafo es tratar de recoger los gestos, las emociones, la personalidad de los ponentes, el ambiente del público, del congreso.

No vale con hacer un parde fotos de cada ponente y darse por satisfecho, hay que ir un poco más allá, como si se tratase de un reportaje de prensa, hay que estar pendiente hasta conseguir conocer al ponente por sus gestos en tan solo unos minutos y conseguir reflejarlo en las imágenes tomadas.

También hay que estar pendiente de las emociones de los asistentes, aplausos, sonrisas, mostrar gestos, caras de atención, que se refleje en las imágenes el interés que sienten.

2 -Fotografía de las cenas, cafés, comidas etc.

Si, esto es otra parte muy unida a la fotografía de congresos que no se debe olvidar.

Hay empresas que pueden casi olvidar esta parte, pero es bastante importante pues, es quizás una de las cosas que más duran en la memoria de los asistentes, al menos a nivel personal.

Es un momento distendido que aprovechan para relacionarse.

De hecho este es un poco el fin de los congresos, generar un espacio de encuentro e intercambio de ideas.

No es raro oír a asistentes que han aprendido más durante las comidas/cafés que en el propio congreso.

Sin los micros abiertos es todo más sencillo.

Este tipo de fotografías es muy interesante y variado. Hay que adaptarse a las circunstancias y seguir un poco el ritmo de los asistentes. No hay nada escrito, pero hay momentos más y menos favorables para la toma de fotografías. Simplemente hay que esperar el momento adecuado y que casi surja de las personas la iniciativa de tomarse una foto en grupo.

Cuando llega este momento la mitad de la foto está ya hecha!

Para los asistentes este tipo de fotografías son entrañables pues ellos mismos salen fotografiados no como meros espectadores sino con sus allegados, con gente con la que están interesados relacionarse bien sea por interés profesional o afinidades personales.

3- Fotografías de salidas turísticas, culturales o de compras.

De nuevo otro tipo de fotografía que no tienen nada que ver a nivel técnico con las dos anteriores, pero está incluida dentro de la fotografía de congresos.

Las visitas turísticas se podría comparar con la fotografía de viajes.

No se trata de retratar simplemente a los asistentes. Hay que ir más lejos, hay que tener una perspectiva más amplia. Hay que situar al grupo, a la persona en un contexto, en un lugar. El lugar que se está visitando.

Por ello hay que tratar por todos los medios que haya elementos de referencia en las fotos.

Si estamos en China, pues tiene que verse que estamos en China, que se vean signos chinos, colores rojos, el paisaje, gente local de fondo etc. En definitiva hay que poder distinguir a primera vista con las fotos que el congreso era en China y no en Burgos o Madrid.

Habitualmente es una muy buena oportunidad para tomar fotografías de recuerdo de los asistentes.

La gente está de buen humor, abierta y deseando conocer nuevos sitios. Este tipo de fotografía realza totalmente el reportaje global del congreso.

Los organizadores del congreso deberían facilitar o enviar a los participantes este tipo de fotografías pues servirá para mantener más tiempo vivo en su memoria el congreso.

¿El equipo fotográfico? Pues bien sencillo, ligero y no obstrusivo, para tratar de ser uno más del grupo que va con su cámara de fotos. Así se sentirán más cómodos, se reflejará en sus caras y en las fotos!

Esto ha sido a grandes rasgos un poco unas reflexiones sobre la fotografía de congresos. Parecía algo muy sencillito y corto, pero como se puede ver es un tema casi ilimitado sobre el que podríamos estar hablando horas y horas.