5 consejos para tus fotos corporativas

La fotografía corporativa la base de la identidad de la empresa. Las imágenes tienen que estar en consonancia con la imagen que se percibe de la empresa.

Hay una serie de pautas escritas o no que se deberían seguir para conseguir una armonía en la imagen global de la empresa. Estas guías o líneas a seguir dependerán de cada empresa. En base a su estilo, a sus valores e identidad corporativa habrá que concretar antes de la sesión la línea a seguir durante la sesión fotográfica.

A continuación se detallan 5 consejos generales para tus fotos corporativas.

1- Sentirse cómodo en la sesión de fotos, ser uno mismo

Este es un aspecto fundamental, puede parecer que se puede aguantar un ratito en un traje que nos resulta incómodo o que de alguna manera no encaja con nuestro estilo. Pues bien, esto se nota en las fotografías.

Es mejor dejar a un lado o para otra ocasión esa ropa que no nos acaba de encajar, aunque pensemos que es muy elegante o alguien nos haya dicho que es una ropa de primera para citas o eventos importantes de nuestra carrera profesional.

No quiere tampoco que haya que ir con nuestra ropa preferida de andar por casa. Pero bueno la idea es casi la misma. Llevar un traje o ropa que estemos habituados a llevar, que no sea la primera vez que nos la probamos.

Quizás una buena comparación son los zapatos nuevos. Si acabamos de comprar unas fantásticas y vamos a hacer una excursión larga es muy posible que volvamos con los pies doloridos.

Pues bien, en una sesión de fotos no hay que arriesgar, hay que ir a lo seguro.

Llevar esos zapatos que llevamos habitualmente y que sabemos que nos quedan bien y nos sentimos cómodos.

Eso si, la ropa que nos pongamos en la sesión de fotografías debe estar en la línea de la imagen corporativa de la empresa.

Un punto importante y que siempre se nos pasa por alto es dejar el móvil en silencio, si, sin vibración, en completo silencio o en otra habitación. Una de las cosas que puede hacer sentirnos incómodos es los sonidos de mensajes que llegan a nuestro móvil o alguna llamada entrante.

Este va a ser nuestro minuto de gloria, no lo estropeemos. Las llamadas o WhatsApp pueden esperar unos minutitos.

Tras la sesión ir corriendo al móvil a conectarnos con el trabajo, con el mundo exterior o simplemente contar a nuestros seres queridos como ha ido la sesión de fotos.

2- Ensaya poses

Si, tus propias poses, no tienen que ser necesariamente con los brazos cruzados, pero, por qué no prueba, ensaya, experimenta unos días antes de la sesión delate de un espejo distintas poses.

Los actores, los políticos están acostumbrados a posar. Bien, quizás es talento natural, pero hay una parte importante que se aprende.

Como no vas a tener un estilista que te aconseje antes de la sesión, simplemente mira las fotografías de tu empresa en la web y practica estas posturas.

Más adelante da un paso más y mira imágenes de otra empresa similar a la vuestra para inspirarte todavía más.

Dentro de este amplio abanico de poses y después de practicar unos días, seguro que hay 3 o 4 poses que te resultan muy fáciles de interpretar, encajan con tu personalidad y los valores de la empresa. El fotógrafo corporativo te ayudará reflejar tu mejor cara.

Enhorabuena, esto es un gran paso, al haber semi automatizado las poses durante la sesión de fotografías vas a ser capaz de cambiar de pose en tan solo unos segundos.

Si te lo tomas deportivamente seguro que es como un juego y lo pasarás bien. No lo habías pensado, ¿Verdad? Pues bien este es el momento para que salga de dentro de ti el niño que llevas dentro. 🙂

3- Ser positivo

No solo las poses son importantes. Si, una pose natural es importante, pero necesita que tu estés con ella, es decir tu expresión.

Una expresión positiva acompañada de una sonrisa transmitirá sentimientos positivos.

Practica, ensaya como los actores, aprende a pensar en una experiencia positiva de tu vida rápidamente y en el momento que tú decidas. Esto parece fácil, pero no lo es tanto. Hay que tener en cuenta que hay que ser capaz de concentrarse sin que se note para pensar en estas vivencias positivas rodeado de personas, ruido y en un lugar que no es el tuyo.

Pues bien entrena, relájate, usa técnicas de relajación y concentración. Haz lo que sea necesario para que el día de la sesión fotográfica muestres lo mejor de ti de una forma amable y muy positiva.

Como dicen los alemanes “eine Positive Ausstrahlung”, la traducción al español es algo como imposible. Si, se puede traducir, pero a mi me suena extraño: “un buen áurea”. Suena algo como antiguo y al mismo tiempo galáctico que me recuerda más a un diálogo de la serie de Startrek.

Más bien lo traduciría en algo más coloquial como : “buen rollo”. Bueno, en fin he hecho todo lo posible por traducir, pero sigue sonando mucho mejor en alemán.

4- Descansa el día anterior

Si, tomate el día anterior con calma, duerme bien y vete antes a la cama de lo habitual para estar descansado al día siguiente.

Esto hará que tu piel tenga un aspecto mejor, esto hacen los modelos. Ingerir gran cantidad de agua es otro de los consejos para tener una piel bien hidratada y bonita el día de la sesión de fotografías corporativas.

Aunque no suele ser lo habitual si coincide que la sesión de fotografías es a primera hora de la mañana, levántate con tiempo, no vayas recién levantado a la sesión fotográfica. Tu expresión lo delatará en las fotos.

Ya que estamos con el tema, si la sesión es después de comer no comas en exceso para poder estar más fresco de reflejos. Antes de la sesión come/bebe algo para estar a gusto.

Visita el baño, mírate al espejo, comprueba tu peinado, la chaqueta o vestido, ¿Queda bien?, ¿hay alguna arruguita?, soluciona, sonríe y listo para la sesión de fotos!

5- Elige un fondo

Si la sesión fotográfica se hace en tu espacio de trabajo, piensa cuál podría ser el mejor lugar. Ordena con anticipación y elimina o guarda temporalmente en los cajones todo aquello que no sea muy estético o simplemente por simplificar los elementos que componen el espacio de trabajo.

Si tienes alguna foto de familia personal o similar piensa si quieres que se vea de fondo en las fotografías o si quizás es mejor dejar a un lado en un armario.

Ahora que has ensayado en casa diferentes poses es el momento de practicar. Sería como el ensayo general antes del estreno de una película.

Vestido como irás el día de la sesión fotográfica practica alguna pose más de las que posiblemente uses en la sesión. Esto te dará seguridad y conferirá rapidez durante la sesión de fotos.

En caso de que la sesión fotográfica se realice con un fondo neutro se simplifica todo bastante.

En cualquier caso pregunta el color del fondo para tener en cuenta el color o tonos de ropa.

Por ejemplo si el fondo es blanco evita llevar ropa blanca o muy clarita pues se podría confundir con el fondo.

En definitiva, involucrate con la sesión fotográfica. Pregunta sobre el fondo, si se van a hacer las fotos en algún lugar determinado de tu empresa o en tú despacho. Así podrás saber con antelación como y dónde se va a desarrollar la sesión fotográfica.

Si se toman las fotografías en un lugar de tu empresa que no frecuentas mucho visítalo, así no habrá sorpresas para ti. Te sentirás más cómodo y te dará seguridad.

Y ya en este punto, seguramente se te ocurra una localización alternativa en tu empresa. Pues muy bien, haz una propuesta!

Deja un comentario